web analytics
¿Cómo Conocer La Eficiencia Energética De Tu Hogar? - Mobles La Gavarra
25296
post-template-default,single,single-post,postid-25296,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-1.0.5,ot-vertical-menu,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

¿Cómo conocer la eficiencia energética de tu hogar?

Cómo conocer la eficiencia energética de tu hogar

¿Cómo conocer la eficiencia energética de tu hogar?

¿Cómo conocer la eficiencia energética de tu hogar?

Cómo conocer la eficiencia energética de tu hogar

La eficiencia energética es uno de los términos que todo individuo que quiere reducir su consumo de energía y disminuir el precio de sus facturas eléctricas deberá tener en cuenta. ¿Cómo surge este término? Tras ver que mucha de la energía que se consume se podría reducir de múltiples formas, porque la mayoría de consumidores no es consciente de este derroche y las consecuencias medioambientales que esto conlleva. Entonces, ¿qué es la eficiencia energética? Es el uso responsable de la energía y de optar por las renovables. Se puede conseguir de muchas maneras desde encontrando la mejor tarifa para tu consumo hasta comprando electrodomésticos de alta eficiencia energética.

Para conocer en qué nivel de eficiencia energética se sitúa tu casa existen herramientas gratuitas en internet, donde indicando tus características (años del inmueble, sistema de calefacción…) te dirán en qué punto estás y cómo puedes mejorarla. Estos son los diferentes consumidores que existen:

  • Los más eficientes: tipo A y B
  • Los que presentan un consumo medio: C, D y E
  • Los que tienen un alto consumo de energía: F y G

En este artículo te vamos a desarrollar numerosos aspectos relacionados con la eficiencia energética y cómo puedes aportar tu granito de arena para reducir las emisiones de CO2.

Comienza por la factura eléctrica

 

Si has llegado hasta aquí es porque estás dispuesto a cambiar tu forma de consumir energía. Enhorabuena. Este camino te dará sus frutos mucho antes de lo que piensas. Para comenzar debes coger tus últimas facturas de electricidad. ¿Suele haber un equilibrio de consumo? ¿Qué te parece el precio que pagas? ¿Siempre has tenido la misma tarifa? Si nunca te habías planteado estas cuestiones y no has pedido asesoramiento anteriormente, lo más probable es que no tengas una tarifa adecuada a tu consumo. ¿Qué quiere decir esto? Si defines tu consumo real (horas, aparatos eléctricos que más consumen…) podrás saber qué modalidad puede encajar más contigo. Por ejemplo, las variedades que tienen discriminación horaria suelen ser muy rentables para la mayoría de hogares españoles, puesto que centran más del 30% de su consumo en las horas más económicas. Su principal característica es que el día se divide en dos o tres franjas y cada una tiene diferentes precios de la luz. Por ello, es muy importante conocer el horario de la discriminación horaria de tu tarifa, para saber en qué momentos es mejor utilizar los aparatos eléctricos que más energía requieren. La modalidad tradicional oferta las horas nocturnas más baratas pero no todas las compañías la comercializan de la misma forma, la discriminación horaria de EDP no es igual que la de Iberdrola, a su vez que esta también tiene diferencias con Endesa…

Entonces, a partir del conocimiento de nuestro consumo y de nuestras características será más fácil saber qué tarifa de luz contratar. Una de las formas más sencillas para lograrlo es utilizando un comparador de tarifas de luz, que tras introducir estos datos de nuestro consumo y particularidades del suministro generará una lista con tarifas de luz que nos ofrecerán el mejor precio para nosotros. La última palabra la tendremos nosotros.

Consejos de eficiencia energética en nuestro hogar

A continuación te contamos algunos consejos para conseguir una mayor eficiencia energética en tu hogar, además de lo que ya hemos comentado de la factura eléctrica:

  • Electrodomésticos eficientes. Una gran parte de electrodomésticos cuentan con etiquetas de eficiencia energética, a pesar de que su precio puede ser más elevado, a medio plazo resultan más rentables y su ahorro se refleja en la factura. La distinción con la letra A es la más eficiente.
  • ¿Alguna vez te habías planteado instalar en tu vivienda una placa fotovoltaica? El autoconsumo va de la mano con la eficiencia energética. Consumir tu propia energía, que anteriormente ha recogido una instalación de la que tú te haces cargo te consagrará como un consumidor responsable y consciente.
  • Temperatura. Controlar la temperatura de la vivienda, tanto en verano como en invierno, puede ser determinante. Se calcula que cada grado adicional innecesario supone un 5% más de energía. En primer lugar se debe aislar de forma adecuada el hogar (puertas, ventanas…) para evitar las fugas de temperatura. Y en segundo lugar, revisar que en invierno el termostato no se sitúe por encima de 20 grados.
  • Cambiar las bombillas tradicionales por las LED es una de las primeras acciones que se realizan para ahorrar energía, pero no debe ser la única relacionada con la iluminación. Instalar sensores de presencia o movimiento en algunas estancias será útil para reducir el gasto eléctrico.

Si todavía no tienes claro en qué punto estás de eficiencia energética puedes utilizar esta herramienta de Leroy Merlín de la que hemos hablado antes para averiguarlo.

Anuncios

Etiquetas:
Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies